Bloguea a tu aire, déjame grabar

sábado, enero 14, 2017
Hemos llegado a una conclusión que algunos, y disculpen de antemano el cuñadismo, veíamos venir de lejos: los blogs se mueren. No lo hacen como aventureros en un embudo, ni como personajes en cualquier serie necesitada de audiencia sino que lo hacen como estrellas mortecinas de galaxias perdidas, a un ritmo lento y sin esperar a nadie. Pero es un hecho constatable que los blogs se están apagando, dejados por sus autores faltos de tiempo para dedicar a escribir con normalidad. De hecho este mismo blog no se actualiza desde hace 2-3 meses, lo cual para empezar ya es paradójico.

Dejamos de escribir porque lo hacemos por obligación, o porque queremos dedicar el tiempo que creemos que requiere una entrada y no lo tenemos. Yo mismo le doy mil vueltas, escribo, corrijo, acabo y se lo paso a +Yolanda Godoy para que ella desde su perspectiva lea y corrija, y si la entrada es importante la paso a alguien más porque quiero tener claro que el mensaje que quiero transmitir llega. Hacer esto semanalmente y solo para los temas que no trato en el canal (que son reseñas, opinión y más cosas que llegarán) es una locura, más que nada porque adoro un texto bien escrito y porque el estar encima de +Bastión Rolero también consume mi tiempo, con todo el gusto del mundo para que las cosas salgan bien.



Lo que me extraña a estas alturas es el paralelismo "blog bueno - youtube malo". Y creo que es porque estamos acostumbrados a vídeos con poca edición, mucho metrajes y sin un guión detrás que respalde. A mi mismo me cuesta algo más de 15 días sacar un vídeo a la luz, de ahí que empezara a usar Periscope, un formato para entre medias en el que tratar temas de forma más ágil, pero esos 15 días mínimo se van en:
  • Estudio de la obra en cuestión.
  • Escritura de guión.
  • Grabación de audio.
  • Sacar brutos (todos los vídeos que necesito).
  • Montaje y edición.
  • Repaso y corrección.
Los vídeos tienen detrás una gran cantidad de trabajo si se quieren hacer bien, que es el objetivo que buscamos en mi canal desde esta nueva etapa. Yo mismo tomo como referentes canales de Youtube de videojuegos porque en algunos se analiza la obra con referencias al cine (Scanliner), la cultura (bukku qui) y otros aspectos interesantes como el guión, la filosofía, la interpretación de los personajes y sus relaciones (Lynx Reviewer, Dayoscript) y un largo etcétera.

La puta verdad es esta: hacer las cosas bien lleva su tiempo. Y hay un montón de cosas que me dejo en el candelero como la necesidad de ser objetivos o no, la relación de los juegos y las partidas con el cine... Temas que requieren de mucho tiempo y exploración.



Estamos en un momento en el que la gente que vendrá detrás no se abrirá un blog, no entrará en foros... Porque son elementos extraños para ellos. Porque tienen la necesidad de inmediatez y de relacionarse que dan las redes sociales, pero tratarlas de irreflexivas o poco elaboradas, ya sean redes o canales de Youtube, me parece un error destinado más a dividir que a unir. Yo he sido blogger toda la vida y ahora tengo la necesidad de explorar el lenguaje de los vídeos y de aportar algo más, ¿queréis escribir lento? Adelante, pero no hay necesidad de cargar las tintas contra los canales de Youtube y las redes sociales. No se puede tildar de irreflexivo a un medio en el que te encuentras vídeos en los que se analiza una obra con respecto a la cosmogonía de HP Lovecraft entre otros, series en las que se explora el feminismo (algo que ni hemos llegado a rozar aquí) o la ideología de una obra...

Asomaros, explorad y buscad distintos canales. Bloguead a vuestro aire, pero no tildéis a todo un medio por falta de perspectiva.

Con la tecnología de Blogger.