5 razones por las que los juegos de rol de series animadas pueden salir bien/mal



A falta de un anuncio oficial parece ser que los nuevos lanzamientos de Nosolorol para esta temporada vienen de la mano de dos series de animación: Historias Corrientes y Rick y Morty, dos series cada una con un lenguaje propio y que entran dentro de la ola de dibujos animados con un público más adulto en mente.

Aquí mismo ya comentamos la buena idea que había sido por parte de la editorial el adquirir y trabajar en la licencia de Hora de aventuras, consiguiendo al final un producto con cierta entidad pero imperfecto. Para los que no conozcan las nuevas licencias, Historias corrientes cuenta la historia de Mordecai y Rigby, dos chavales que trabajan cuidando un parque al cargo de su jefe Benson, atendiendo a sus peticiones en capítulos que empiezan con un encargo fácil y acaban siendo un desfase en todos los sentidos. Mordecai es un arrendajo (esto lo hemos tenido que buscar), Rigby un mapache, Benson una máquina de chicles y con desfase hablamos de dimensiones alternativas, robots gigantes, invocaciones de espíritus malvados, avatares hechos de café puro y muchas más locuras.

Rick y Morty va por otros derroteros, contando la historia de un abuelo y su nieto en sus aventuras por el multiverso, con la salvedad de que son un trasunto de Doc y Marty de Regreso al futuro y sus peripecias son bastante más adultas. Es difícil hablar de la serie sin diseccionarla, pero cada capítulo es una avalancha de sucesos, existencialismo, filosofía y transgresión en la que nada aguanta en pie mientras Rick se lo proponga.

Y con estos ingredientes vamos a tener dos juegos de rol. ¿Es realmente una buena idea usar estas licencias para juegos? Creo que en el primer caso si pero en el segundo, el que quizá sea el más esperado por la gente, el experimento puede salir mal, Cronenberg total. Por eso hemos querido traer un post pensando 10 razones para que esto salga bien/mal, así que agarraos porque esto puede ser un poco Wubalubadubdub.




5 razones por las que el juego de Historias Corrientes puede salir bien


1 - Porque es una obra coral

Historias Corrientes no va solamente de los mencionados Mordecai, Rigby y Benson. En su reparto nos encontramos seres igual de extraños, con sus manierismos e igual de divertidos para interpretar, como Skips el conserje (un yeti que anda de puntillas y lleva vaqueros), Pops (el hijo del dueño del parque, una piruleta que chochea), Musculitos, Fantasma-Chócala... Hay muchos personajes con carisma, divertidos, perfectamente jugables y que podrían cuadrar igualmente en una partida de rol de absoluta locura en este universo sin cortarse.


2 - Porque entiende las referencias pop

Desde los 80 en si a los cartuchos de videojuego, las bandas metaleras glam, las recreativas, los videoclubs... Cada capítulo es un constante ir y venir de estas alusiones sin llegar a ser cargante ni basar todo su desarrollo en ellas, y para una generación de DM nacidos o criados en los 80 y 90 un juego que nos permita volcarlas y desarrollar partidas así puede ser una maravilla.


3 - Porque sabe relacionarse con los videojuegos

Desde las recreativas pixeladas a las Master System, los accesorios estrambóticos de videoconsolas, los personajes animados de esta manera e incluso los monstruos y enemigos finales, todo tiene un deje a videojuegos retro espectacular, de los de machacar botones y dejarse la paga, aquellos con los que la imaginación de algunos empezó a subvertir aquellas formas pixeladas en futuras obras maestras. Todo esto cabe en los capítulos (y por ende en nuestras partidas) como alfa, omega o simple McGuffin para llevar la historia de un punto a otro a bordo del tren de la diversión.


4 - Porque el parque es todo lo que necesitas para empezar

El parque en el que están Mordecai y Rigby es alfa y omega de casi todas sus aventuras, ya que debido al ritmo y la locura que imperan en la serie no hay una necesidad de entorno. Todo es tan prometedor como la imaginación que queramos echarle, ¿un Frankenstein formado a base de elementos de videojuegos que ataca el parque? ¿Un asesino en serie que vive en un coche malvado? ¿Un montón de unicornios punkies okupas? Todo eso cabe en tu parque porque es TU parque, el sandbox por excelencia que es la imaginación que le echéis.


5 - Porque tras 8 temporadas hay material de sobra


La serie acabó en enero de este año dejándonos muchísimos capítulos con una calidad altísima tanto en la animación como en las tramas y formando junto a otras como Hora de aventuras, Steven Universe, El asombroso mundo de Gumball y demás un paso adelante en cuanto a la animación juvenil. Un sólo capítulo (Poned las sillas y ya) es suficiente para entender todo lo que hay alrededor de esta serie y abrazar la locura.




5 razones por las que el juego de Rick y Morty puede salir mal


1 - Porque Rick y Morty son dos


Con sinceridad, la serie tiene un guión magnífico centrado casi por antonomasia en la pareja protagonista, y aderezada en ocasiones con el apoyo de la familia Smith y otros personajes secundarios (Squanch, Persona Pájaro, Señor Ojete Sucio, Krombopulos Michael...), pero se centra en la química de estos dos casi al 100%. Hay pocos capítulos en los que más de dos tengan un ritmo y un trabajo en equipo que se pueda trasladar a una partida de rol sin que la cosa chirríe.

2 - Porque es imposible emular la serie


De normal suele ser muy complicado trasladar la viveza, frescura y empaque de una serie cómica a una partida de rol, y más en las que los guiones son tan imaginativos. Creo que con Rick y Morty directamente es imposible, no sólo por lo retorcido de sus tramas sino porque además siempre acaban cerradas de una manera efectiva, aunque la justificación pase por trasladarse a otro universo o recrear copias de la realidad dentro de la realidad dentro de la realidad... El trabajo de Dan Harmon, que ya experimentó con ciertas cositas como los universos paralelos o la adaptación de guiones de cine a la comedia en Community, es muy difícil de igualar en una partida de rol sin que quede descafeinado.

3 - Porque Rick rompe el juego


Rick a nivel mecánico está por encima de cualquier personaje humano convencional: tiene un conocimiento profundo del multiverso, del tiempo y el espacio, de otras razas alienígenas (con los que incluso compadrea y tiene negocios sucios), posee artefactos de todo tipo capaces de cualquier cosa... Rick Sanchez es un deus ex machina humano que acaba siendo casi siempre causa o solución de todo lo que pasa. ¿Quién va a querer llevar a Jerry Smith, publicista fracasado? Casi siempre los secundarios se ven arrastrados por él o por sus actos, directos o indirectos, y tienen que lidiar con las circunstancias como pueden, ¡Rick y Morty es un enfrentamiento directo al horror!

4 - Porque Rick está roto


Ya no a nivel mecánico. Rick es un especialista en no aprender, en romper las reglas de todo lo que se presenta y transgredir todo aquello que huela a norma... Simplemente porque puede. No tiene la obligación, sino que vive con la cobra al aire en cada momento y actúa como tal, incluso aunque por dentro esté roto. Algunos capítulos tienen un final tan dramático y depresivo que no puedes trasladarlo a una partida porque a) afecta a un único personaje y b) no puedes presentar una idea de caída emocional con 4 jugadores tras varias horas de diversión loca sin dejar el poso amargo de "hemos matado la partida".

5 - Porque es una serie en expansión


Rick y Morty lleva dos temporadas, con una tercera en emisión de la que a estas horas están sacando aún capítulos. Y aunque se ha presentado un entorno enorme y una posible metatrama con el pasado de Rick aún queda mucho por mostrar y los fans tenemos ganas de más. Es aún muy pronto para sacar un juego de rol más allá de aprovechar el creciente tirón que ha ganado y el boca a boca entre fans y núbiles de la serie.
Con la tecnología de Blogger.